Acerca de Nature's Sunshine

La salud y el bienestar natural tienen el poder de cambiar la vida. Nature's Sunshine trata de hacer eso una realidad a través de sus productos, personas, e aún sus oportunidades de negocio.

Entendemos el escepticismo. En el mundo actual, aún los productos buenos están sobrevalorados con afirmaciones fraudulentas. Los productos de moda resultan ser sólo manías. Pero por décadas, Nature's Sunshine ha demostrado ser una opción sólida y confiable para las personas que buscan la salud mejor.

Sobrevivir en una industria difícil requiere una gran administración y grandes productos. Son comprometidos con cada paso del proceso de fabricación. De hecho, fabrican sus propios productos, sometiéndolos a pruebas rigurosas y a un control de calidad sin precedentes. El resultado es una línea de productos en que confían y que recomiendan tiendas, profesionales de la salud, y clientes de todo el mundo.

Cada día, millones de clientes se benefician de los productos de Nature's Sunshine. Y como resultado, las vidas se transforman.


Nuestra calidad

Primer paso: Obtención de la materia prima

Nature's Sunshine adquiere los ingredientes naturales de la mayor calidad posible de todo el mundo. Además de inspeccionar regularmente a sus proveedores, verifican cada envío para asegurar que los ingredientes son puros y realmente beneficiosos.

Segundo paso: Formular para la eficacia

Hay un equipo científico en plantilla que formula los productos con una búsqueda incesante de la perfección. Entonces, nuestros clientes pueden confiar en que nuestros productos siempre son beneficiosos.

Tercer paso: Fabricación interna

Todos los productos de Nature's Sunshine se producen en sus propias instalaciones bajo sus propias directrices y condiciones que cumplen y superan las regulaciones más estrictas del mundo.

Cuarto paso: Prueba de principio a fin

En total, hay más de seiscientas pruebas que realizan en los productos de Nature's Sunshine. Eso puede parecer obsesivo, pero en realidad están dedicados a crear los mejores productos posibles. Por eso, todavía están aquí después de cuarenta y dos años.